¡Explora Demonios, Padre y más!

Explorar temas relacionados

Ningún amor es más grande que el de un padre a su hijo. Dan Brown. Ángeles y Demonios.

Ningún amor es más grande que el de un padre a su hijo. Dan Brown. Ángeles y Demonios.

El enemigo más peligroso es al que nadie teme.  Dan Brown. Ángeles y demonios.

El enemigo más peligroso es al que nadie teme. Dan Brown. Ángeles y demonios.

Mundo,World

Que Ángeles guíen tu búsqueda.  Dan Brown. Ángeles y demonios.

Que Ángeles guíen tu búsqueda. Dan Brown. Ángeles y demonios.

El vacío de la inmensa bóveda era profunda como una noche sin estrellas.  Dan Brown. Ángeles y demonios.

El vacío de la inmensa bóveda era profunda como una noche sin estrellas. Dan Brown. Ángeles y demonios.

Las gotas de lluvia son como lágrimas de angel que bajan a limpiar nuestros pecados.  Dan Brown. Ángeles y demonios.

Las gotas de lluvia son como lágrimas de angel que bajan a limpiar nuestros pecados. Dan Brown. Ángeles y demonios.

A mis palabras les anima el rencor.  Yo es otro.

A mis palabras les anima el rencor. Yo es otro.

Dejemos para el día de mañana lo que al día de mañana pertenece.

Dejemos para el día de mañana lo que al día de mañana pertenece.

A veces para encontrar montañas hay que mover montañas.  Dan Brown. Ángeles y demonios.

A veces para encontrar montañas hay que mover montañas. Dan Brown. Ángeles y demonios.

En el fondo de mi misma, sé que no sabes nada de mi.  José Saramago. El hombre duplicado.

En el fondo de mi misma, sé que no sabes nada de mi. José Saramago. El hombre duplicado.

Pinterest
Buscar