¡Explora Policiales, Mundo y más!

Explorar temas relacionados

Todas las emes del mundo  Ilustración: Félix Guerra

Todas las emes del mundo Ilustración: Félix Guerra

Asesinatos, pasión y humor en La Habana. Uno de los tres cuentos publicados por el autor bajo el título Historias del Abecedario…

Asesinatos, pasión y humor en La Habana. Uno de los tres cuentos publicados por el autor bajo el título Historias del Abecedario…

sietecientas cervezas me he bebido. y ya perdí la cuenta. y la cabeza.  seven hundred beers I’ve drunk. and I’ve already lost track, an...

sietecientas cervezas me he bebido. y ya perdí la cuenta. y la cabeza. seven hundred beers I’ve drunk. and I’ve already lost track, an...

El antojo de Amador Almeida

El antojo de Amador Almeida

Aquella noche en Moscú

Aquella noche en Moscú

Inocencia, de Julio César Peña (calcografía)

Inocencia, de Julio César Peña (calcografía)

Sombras de las cosas que vendrán. Un policial

Sombras de las cosas que vendrán. Un policial

Ilustración: Acebo

Ilustración: Acebo

El olor de los autos en las tardes que duelen | Isliada | Literatura Cubana Contemporánea

El olor de los autos en las tardes que duelen | Isliada | Literatura Cubana Contemporánea

A SANGRE FRÍA También escaseaba el agua. El de la chaqueta beige preparó una carretilla con un tanque plástico. Cargaba el agua de un pozo cercano y la repartía por las casas. A diez pesos el viaje. Las viejas le hacían cola. La culpa quizás la tuvo El Moro, que quiso hacerle competencia. “Búscate otra zona”, le advirtió el de la chaqueta beige. La culpa pudo ser de una que el de la chaqueta beige se había echado de mujer, y que esa mañana había metido en su casa a un tipo que le daba…

A SANGRE FRÍA También escaseaba el agua. El de la chaqueta beige preparó una carretilla con un tanque plástico. Cargaba el agua de un pozo cercano y la repartía por las casas. A diez pesos el viaje. Las viejas le hacían cola. La culpa quizás la tuvo El Moro, que quiso hacerle competencia. “Búscate otra zona”, le advirtió el de la chaqueta beige. La culpa pudo ser de una que el de la chaqueta beige se había echado de mujer, y que esa mañana había metido en su casa a un tipo que le daba…

Pinterest
Buscar