Yo le ofrecí mis ángeles, ella me ofreció sus demonios, yo le ofrecí mi cielo, ella me ofreció su infierno. Era algo obvio, no encajaríamos nunca, pero decidimos amarnos con un amor desequilibrado, loco, desatinado. Decidimos amarnos con un amor si, sufrido. –Edgar Pareja

Yo le ofrecí mis ángeles, ella me ofreció sus demonios, yo le ofrecí mi cielo, ella me ofreció su infierno. Era algo obvio, no encajaríamos nunca, pero decidimos amarnos con un amor desequilibrado, loco, desatinado. Decidimos amarnos con un amor si, sufrido. –Edgar Pareja

todos los poemas de amor de octavio paz - Buscar con Google

todos los poemas de amor de octavio paz - Buscar con Google

La vida no se mide por los momentos que respiras sino por las veces que dejas de respirar!

La vida no se mide por los momentos que respiras sino por las veces que dejas de respirar!

No duele tu ausencia, duele tu intermitencia. No te quedas ni te vas y no se puede extrañar a quien no se va, ni olvidar a quien se queda

No duele tu ausencia, duele tu intermitencia. No te quedas ni te vas y no se puede extrañar a quien no se va, ni olvidar a quien se queda

Pinterest
Buscar