¡Explora Caperucita Roja, Monstruos y más!

Explorar temas relacionados

Caperucita Roja en la Ciudad” de Hermes Pérez Caso.

Caperucita Roja en la Ciudad” de Hermes Pérez Caso.

ORIHUELA, Luz (adaptación), ROVIRA, Francesc (ilustr ación). Caperucita roja. Barcelona: Combel

ORIHUELA, Luz (adaptación), ROVIRA, Francesc (ilustr ación). Caperucita roja. Barcelona: Combel

Segunda parte de Donde el corazón te lleve. El regreso de Susanna Tamaro a la novela de largo aliento nos descubre la necesidad de encontrarle sentido...

Segunda parte de Donde el corazón te lleve. El regreso de Susanna Tamaro a la novela de largo aliento nos descubre la necesidad de encontrarle sentido...

Caperucita Roja y otras historias perservas” Triunfo Arciniegas.

Caperucita Roja y otras historias perservas” Triunfo Arciniegas.

El lector de Julio Verne. Almudena Grandes. Nino, hijo de guardia civil, tiene nueve años, vive en la casa cuartel de un pueblo de la Sierra Sur de Jaén, y nunca podrá olvidar el verano de 1947. Pepe el Portugués, el forastero misterioso, fascinante, que acaba de instalarse en un molino apartado, se convierte en su amigo y su modelo, el hombre en el que le gustaría convertirse alguna vez.

El lector de Julio Verne. Almudena Grandes. Nino, hijo de guardia civil, tiene nueve años, vive en la casa cuartel de un pueblo de la Sierra Sur de Jaén, y nunca podrá olvidar el verano de 1947. Pepe el Portugués, el forastero misterioso, fascinante, que acaba de instalarse en un molino apartado, se convierte en su amigo y su modelo, el hombre en el que le gustaría convertirse alguna vez.

La música del viento de Jordi Sierra i Fabra. Publicado por Círculo de Lectores, 1999.

La música del viento de Jordi Sierra i Fabra. Publicado por Círculo de Lectores, 1999.

La Luna ladrona Un día mi chupete desapareció. Mi madre me dijo que se lo había llevado la Luna (…). Yo no pensaba que la Luna fuera una ladrona y busqué mi chupete por toda la casa. Busqué en los cajones… pero no estaba. Encontré una oreja de Conejo.

La Luna ladrona Un día mi chupete desapareció. Mi madre me dijo que se lo había llevado la Luna (…). Yo no pensaba que la Luna fuera una ladrona y busqué mi chupete por toda la casa. Busqué en los cajones… pero no estaba. Encontré una oreja de Conejo.

CUENTOS INFANTILES POLITICAMENTE CORRECTOS - JAMES FINN GARNER

CUENTOS INFANTILES POLITICAMENTE CORRECTOS - JAMES FINN GARNER

Pinterest
Buscar