Casas de perros

Explorar temas relacionados

Una mascota te hace compañía, te da calor en invierno,  te anima en los días más grises, te da cariño, amor incondicional… ¡y te deja la casa llena de pelos! Esto último es inevitable. Tanto si se trata de un perro como de un gato, lo normal es que tus muebles y tu ropa acaben

Una mascota te hace compañía, te da calor en invierno, te anima en los días más grises, te da cariño, amor incondicional… ¡y te deja la casa llena de pelos! Esto último es inevitable. Tanto si se trata de un perro como de un gato, lo normal es que tus muebles y tu ropa acaben

Pinterest
Buscar